El wok es uno de los utensilios de cocina más versátiles y prácticos que puedes tener. Es capaz de ahorrar energía, hacer platos deliciosos y saludables, y dejar tus alimentos jugosos y llenos de sabor. Pero, como en todo, existen unos pequeños trucos para usarlo con éxito.

Lo ideal es tener una cocina con fuegos, alguno grande, y también un wok curado, de acero y buena calidad. Pero no es imprescindible. No te desanimes si no tienes wok profesional y solo tienes fuegos eléctricos. Puedes usar uno antiadherente, o una sartén pesada y con la suficiente apertura para permitir que los líquidos se evaporen y los ingredientes no se cuezan.

El secreto de un buen salteado reside en un fuego potente y un tiempo breve de cocción. Con ambos elementos logramos que los alimentos queden sellados y cocinados, pero a la vez jugosos, crujientes y llenos de sabor. Recuerda, si salteamos, salteamos, no cocemos. Ningún salteado en wok debe tardar más de 5 minutos en cocinarse.

Ingredientes para 4 personas

  • 350 gr. espaguetis. Puedes utilizar la pasta que más te guste
  • 150 gr. langostinos. Puedes utilizar gambas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla grande
  • 8 champiñones
  • 1/2 calabacín
  • Opcional, aunque muy recomendado: pimienta y chile picante
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebollino fresco
  • Salsa de soja
  • Sal

Elaboración

Pelar los langostinos, dejando sólo la extremidad de la cola para facilitar la degustación

Lavamos y cortamos toda la verdura en bastoncitos y la cebolla en juliana. Laminamos los champiñones.

Añadimos unas tres cucharadas de aceite de oliva en el wok y ponemos a calentar a fuego medio.

Añadimos el ajo muy picado y lo sofreímos unos segundos.

Antes de que el ajo tome color añadimos las verduras más duras (la zanahoria, el pimiento y la cebolla) y los salteamos unos minutos a fuego medio-fuerte removiendo.

Cuando la verdura esté medio blanda añadimos el calabacín, los champiñones, la sal, la pimienta y el chile picante y seguimos salteando a fuego fuerte unos minutos

Cuando le queden unos minutos, añadimos los langostinos y terminamos de saltearlo todo hasta que la verdura esté bien al dente o blandita, a tu gusto. Retiramos del fuego.

En un cazo cocemos la pasta con un chorrito de salsa de soja, sal y un chorrito de aceite de oliva.

Añadimos la pasta al wok y ponemos de nuevo a calentar, mezclando todo muy bien.

Añadimos suficiente salsa de soja hasta que cojan color y salteamos todo junto unos minutos.

Decoramos con cebollino fresco muy picadito.